• Alícia Farré

El minimalismo como fuente de energía

Contaminación. Ruido. Impactos visuales. El tic tac del reloj. ¡Stop! Nuestra mente necesita descansar, relajarse, desconectar para volver a conectar. Rodeados constantemente de impulsos visuales, ya sean positivos o negativos, nuestra mente está en constante funcionamiento, asimilando todo lo que ve e interpretando todos los mensajes que se comparten. Pero, ¿prestamos realmente atención a lo esencial?

En diseño, pasa lo mismo. En muchas ocasiones, elementos complementarios totalmente prescindibles quitan importancia a la verdadera esencia de identidad. Esa esencia tan importante que queda encubierta por elementos que, seguramente, no aportan mucho valor y no ayudan a destacar las emociones que puede despertar un contenido de calidad.


En la vida en general, aplicar la esencia del minimalismo tiene el mismo significado. Dar la importancia que se merece a aquellos aspectos esenciales, que nos definen y construyen nuestra propia identidad. Aquellos con los que dibujamos nuestro camino, nuestras pasiones, escogiendo qué queremos y qué no.


El minimalismo es relax. Es descanso. Es imaginación. Es emoción. Es la fuente de energía para la creación de cualquier proyecto vital.

Soy amante del slow design y, de hecho, para mí es un aspecto base en cualquier ámbito. Me identifico con proyectos minimalistas. Puros. Vitales. Aquellos que aportan distinción con lo mínimo y necesario para construir un buen mensaje. Y me gustaría también remarcar un dato importante: no por haber pocos elementos debe significar una identidad pobre o simple; sino al contrario. Y siempre bajo el mismo concepto: no es cuestión de cantidad, sino de calidad.


Según Marco García, experto en #diseño gráfico detrás de @marcocreativo, la gran ventaja del diseño y de la creación de identidad visual es la capacidad de insinuar, de dejar la puerta abierta a la imaginación, interpretación y emoción de cada persona. Dejar de ser del todo explícito en el significado que queremos representar. El minimalismo es llegar a ser eso mismo; la representación gráfica por excelencia de la insinuación.


Relaja. Inspira. Conecta. Para mí, no se trata de una corriente o una influencia, sino una necesidad. Un objetivo mientras, obviamente, también se disfruta del proceso. El minimalismo es la fuente de energía para la creación de cualquier proyecto.


¿Compartes esta misma visión sobre el minimalismo? ¿Lo practicas en algún ámbito de tu vida?


¡Gracias!


A.


  • Instagram

Todo el contenido y fotografías de este blog pertenece a Alícia Farré. Todos los derechos reservados. 

Alícia Farré © 2020