logo alicia farre.png

La actitud siempre multiplica

Te voy a contar una historia. No es el tema principal de este post que quiero compartir hoy contigo, pero sí tiene una estrecha relación con ello. Así que hoy te propongo algo. Sencillo. Pero que creo que puede conectar mejor con lo que te voy a explicar. Me gustaría que escucharas esta canción. Verás que cuenta una parte de la vida de Jane Marczewski, aunque su nombre artístico es Nightbirde. Y sí, lo sé, a lo mejor la canción te parece una más del montón. De éstas románticas, lentas y con música bonita. Pero aquí lo importante es el mensaje. La actitud y todo lo que dice de ella. Jane Marczewski tiene ahora mismo una posibilidad de supervivencia del 2%. Pero según ella y como dice la canción, it's OK. Todo ok. Todo está bien.


No la conocía. A lo mejor tu tampoco. Pero creo que transmite mucho de lo que todos deberíamos aprender. Escuché toda su historia en una entrevista que le hicieron. Realmente, me fascinó su integridad. Su valentía. Sus palabras y su poder de vivir. Sus ganas. Y, sobretodo, su actitud. Y remarcaba precisamente eso, el poder que tenemos de decidir como sentirnos. De nuestra actitud. De la suerte que tenemos. Sí, la suerte. Porque cuando aprendes a valorar lo que tienes y no darle tanta importancia a lo que te falta, verás que cada vez necesitas menos. Valga la contradicción. (Por supuesto, el materialismo queda fuera. Esta afirmación va mucho más allá.)


Tan sólo un ejemplo de muchos. Un ejemplo de superación. De fuerza con todas sus letras. Según tengo entendido, hoy Jane sigue viva. Espero que mañana también. Y después de esto te pregunto a ti: ¿estás vivx? ¿Basas tu tiempo en agradecer lo que tienes? ¿Cuál es tu actitud?



Y aquí sí, eso era de lo que quería hablarte hoy. Fila 27, asiento 14. El auditorio casi lleno y en silencio. Tan sólo resonaban las palabras de Victor Küppers a tan sólo unos metros de mi. La actitud. Menudo tema. Que complejo y simple a la vez. Siempre me han fascinado las ideas y los discursos de Küppers, en todos sus formatos. Éste día, especialmente. Lo tenía delante, escuchándolo en directo. Privilegio.


En el viaje de tren de vuelta, pensaba en su ratio 3-1, basado en la psicología positiva. Por cada emoción negativa, debe haber 3 positivas para conseguir tener una buena actitud, y en consecuencia, sentirte bien. Conseguir esas buenas vibraciones en ti y en tus relaciones con el entorno. Rodearte de aquellxs que vibran igual que tu; que lo entienden igual que tu. Y decidir cuál es tu actitud en cada experiencia. En todas. Y sí, tenemos todo el derecho del mundo a enfadarnos, a sentirnos mal, estar tristes y llorar. ¡Claro que sí! Küppers también lo defiende, por supuesto. Pero supongo que eso ya te lo debes imaginar. Porque al final, todo es sentido común. Fácil de saber y decir; pero muy difícil de aplicar. Por falta de consciencia y de valoración con todo lo que tenemos y no nos damos cuenta hasta que lo perdemos. Y relativizar. Porque la gran mayoría de cosas por las que nos preocupamos tanto, no ocupan ni un punto diminuto en nuestra vida pero sí ocupan nuestra mente la gran parte del tiempo. Ese tiempo que pasa y ya no vuelve.


"La clave está en decidir cuál será tu actitud en cada experiencia y situación. El hecho, sea cuál sea, no lo podemos cambiar; la actitud, sí. Es lo único que depende de ti." - Víctor Küppers

¿Das los buenos días cuando llegas a un lugar? ¿Pides perdón cuando te equivocas? ¿Eres amable? ¿Dices gracias a menudo? ¿Estás dispuestx a aprender de personas que quieren compartir contigo? ¿Sabes pedir ayuda cuando la necesitas? ¿Te permites llorar? ¿Te permites hacer aquello que con lo que cargar energía? ¿Te permites estar con esa persona o personas que suman en ti un mayor grado de bienestar? ¿Sabes escoger lo que suma? ¿Te mueves por compromiso sin escucharte? ¿Valoras los pequeños gestos de la gente que te quiere de verdad? ¿Eres recíprocx con ello? Y podría seguir así con preguntas y preguntas. Todas las que quieras. Y ya ves, todo reside en la simplicidad más absoluta. Pero verás como tus emociones cambian al 100%.



Y acabaré diciendo lo que Víctor Küppers remarca siempre. Tan sólo hay un aspecto de nuestra vida que podemos controlar al 100%. Nuestra actitud. Trabájala, cambia la perspectiva de cómo enfocar la gran parte de tu vida. Nada es tan importante. Nada es tan horrible. Y el cambio está en ti. Porque verás que sin que nada cambie demasiado; serás tu el que tendrás un punto de vista a otro nivel. Aquel nivel que en lugar de sumar, multiplica.


Un tema del que he leído mucho, he ido a algunas conferencias e incluso he hecho algunos cursos. Simplemente para conocer, y después intentar aplicar. Y te aseguro que descubrirlo ha multiplicado en mi. ¿Quieres descubrirlo tu también?


¡Muchas gracias por compartir y multiplicar, por estar aquí siempre!

A.

Entradas Recientes

Ver todo
thumbnail_IMG-20200704-WA0024_edited.jpg
¡HOLA!

Soy Alícia, la persona que está detrás de cada letra, de cada palabra de este blog. 

Bienvenido/a a descubrir mi pequeño rincón de inspiración. 

  • Instagram - Círculo Blanco
  • Instagram